by Google Translate
A vida na cidade e no campo, em espanhol

E o tempo de mudança chegou ao Planeta Terra. Estamos em meio a um movimento de grandes proporções: famílias inteiras, jovens solteiros, pessoas mais velhas, todos procurando experimentar uma mudança radical na vida, no intuito de resgatar o tempo com a família, o contato com a natureza, a alimentação saudável e livre de agrotóxicos. 

Desconectar-se do barulho externo e reconectar-se consigo mesmo na paz e no silêncio do campo.

Te convido a conhecer de perto os motivos dessa mudança de pensamento e comportamento em muitas pessoas das grandes cidades. Após a leitura deste texto em espanhol faremos algumas atividades. Bora?

Seja muito bem-vinda, Nova Era!

Migrar al campo es necesario para mucha gente.

Vivir en la ciudad y vivir en el campo son experiencias totalmente opuestas: en la primera encontramos una infinidad de actividades, buenas y abundantes ofertas laborales, muchas opciones de gastronomía, cultura y entretenimiento. En la segunda encontramos paz, tranquilidad y sosiego, necesarios para nuestro equilibrio interior. Pero no sólo eso: estudios recientes demuestran que las personas que viven en un entorno rural son más optimistas que las que viven en centros urbanos.

El costo de vida elevado, la educación y la salud deficitaria, las interminables jornadas de trabajo, la falta de tiempo para cuidar el cuerpo y la mente son algunos de los motivos por los que los jóvenes abandonan la ciudad. Sin embargo, la abundante oferta de empleo y la economía son las principales razones para quedarse y seguir batallando para realizar sueños entre el cemento, el ruido y la contaminación. 

Autonomía, autogestión y vida simple. 

Seguramente conocemos a mucha gente que lucha ferozmente para mantener vivo su sueño de éxito profesional y financiero: profesionales autónomos, emprendedores, pequeñas y medianas empresas, que han dedicado mucho tiempo, esfuerzo y conocimiento a sacar adelante una idea que, en muchas ocasiones, no se lleva a cabo por la vasta competencia en el mercado. O por la lentitud y la crueldad del sistema.

Se desgastan al intentar implantar sus planes, se saturan del consumismo sin propósito, de las tendencias del mercado, de su rutina acelerada… y un buen día se deciden, largan todo y se van a vivir al campo. 

Casas baratas, terrenos a bajo costo, proyectos sostenibles y ecológicos facilitan la tarea de construir una nueva vida. Comunidades, huertos colectivos y autogestionados, productos adquiridos a través de amigos, vecinos o asociaciones. Aire limpio y puro, contacto con la naturaleza, silencio…sobran razones  a la hora de tomar la decisión de vivir lejos de las áreas urbanas y grandes capitales. 

Vivir diferente.

No es nada fácil tomar la decisión, hay que renunciar a algunas comodidades y aventurarse a lo desconocido. Pero si te atreves a hacer y leer mil veces la infalible lista de pros y contras y aún así sientes coraje de lanzarte a lo nuevo, sigue adelante.

A seguir, algunos puntos para reflexionar:

– Tener más tiempo para uno mismo, más libertad para antiguos y nuevos proyectos: lejos de la multitud y de la demanda de tareas propias de la ciudad, uno puede disfrutar de aficiones, pasiones y pasatiempos.

-Cultivar tus propios alimentos: el consumo diario de productos frescos de cultivo vigilado y sin pesticidas, regados con agua de la naciente promueve equilibrio y bienestar.

– Escapar de la contaminación: el humo cargado de partículas de metales pesados enferma y mata a la gente de a poco.  La contaminación acústica y visual y la constante exposición a las ondas electromagnéticas de los dispositivos móviles y sus torres de transmisión también perjudican la salud de los habitantes de la ciudad. 

-Saludarse con un sonoro  ¡Buenos días! y conocer al vecino: los habitantes de pequeñas comunidades rurales tienden a formar vínculos fuertes de amistad, y aunque las casas estén lejos unas de las otras, siempre se visitan, se reúnen y se ayudan cuando es necesario. 

-Vivir en paz y tranquilidad: el aislamiento proporciona mucha calma interior y las personas con espíritu creativo pueden encontrar en el campo el lugar ideal para expandir su arte. En las “Ecoaldeas” la gente organiza actividades colectivas: yoga, meditación, senderismo, observación de pájaros e insectos, talleres de música y cerámica, pintura y manualidades, cosméticos naturales. Hacer absolutamente nada durante una tarde de sábado también puede ser extremadamente benéfico.

Respeto al Planeta, a nuestra esencia y a nuestros seres queridos.

Sentirse en paz con  la Madre Tierra y ejercer la libertad de Ser apenas lo que a uno se le antoje  ser, no tiene precio. Si estás cansado de la inestabilidad de los suministros energéticos o industriales de la actualidad, de seguir el régimen dictatorial de la moda, si ya no te interesan los títulos y las etiquetas, atrévete al cambio. 

Por supuesto, hay mucha gente que no piensa así. Pues bien, respetar y aceptar amorosamente a quien ve la vida de otra manera también es vital para nuestro bienestar. Por eso… ¡a no olvidarse de los familiares y amigos queridos que prefieren estar en la ciudad!  Hay que volver de vez en cuando para visitarlos, sentarse a charlar y a tomar una cerveza o un café, recordando buenos y malos momentos, compartiendo risas, miradas, abrazos y brindando por poder ser protagonistas de esta gran aventura llamada VIDA.  ¡Salud! 

Actividad: Vamos a enriquecer nuestro vocabulario.

Con la ayuda de un buen diccionario (te recomendamos https://www.wordreference.com/ o https://www.linguee.es/espanol-portugues) busca en el artículo palabras o expresiones que signifiquen lo mismo:

  • por supuesto
  • la oferta laboral
  • las aficiones
  • sin embargo
  • actividades de ocio
  • quedarse 
  • el ámbito rural
  • llevar a cabo un plan
  • sacar adelante algo
  • el bajo costo
  • la multitud
  • los pesticidas
  • el humo
  • el senderismo
  • los talleres
  • la competencia 
  • los suministros energéticos
  • antojarse

Para esta actividad, la respuesta libre. La propuesta es que puedas usar indistintamente y con total seguridad esas palabras en otros contextos. 

¡Buena suerte!

Fuente: Gente que Brilla

Escrito por Beatriz Rodriguez e publicado na coluna da Você S/A. Editado para o blog da Companhia de Idiomas.